Skip to main content

Es inevitable que a medida que acumulamos años viviendo en una misma casa, siempre necesitemos más lugares destinados al almacenamiento de objetos y trastos del hogar. En este sentido, existen diversas opciones de almacenamiento en el exterior de la vivienda que, pensadas y organizadas de una forma correcta, pueden darnos una buena alternativa para guardar nuestros enseres sin representar una pérdida de espacio real.

¿Cuáles son las mejores opciones para almacenar objetos en la terraza o el jardín?

Existen multitud de alternativas diferentes en el mercado con precios y calidades muy diferentes entre sí. Es importante no dejarse llevar únicamente por el factor precio a la hora de decidirse, pues hay que tener en cuenta que deben estar fabricados con materiales resistentes al sol y a todo tipo de inclemencias meteorológicas.

Los muebles más utilizados son los baúles y los armarios. La diferencia principal entre ambas opciones es la forma en la que se almacena, teniendo los baúles una forma ancha, pero de un solo nivel. Mientras que los armarios suelen tener una forma más estrecha y alta, con diferentes estantes.

El factor más importante a tener en cuenta, independientemente de si escogemos un baúl o un armario como almacenamiento en el exterior, es el material del que está compuesto. Las principales ventajas e inconvenientes de cada opción son:

  • Plástico: es el material más económico, ligero y fácil de montar. El principal inconveniente es el rápido deterioro a causa del sol, más rápido que con el resto de materiales. Lo ideal es guardar cosas poco frágiles como accesorios de jardinera, accesorios de piscina u materiales de exterior.
  • Madera: el precio de la madera varia significativamente en función del tipo que escojamos. Es un material más duradero que el plástico, pero dependiendo de la exposición al sol, deberemos dar un lasur de vez de cuando para protegerla del paso del tiempo. Antes de guardar nada deberemos asegurarnos que es totalmente hermético.
  • Aluminio: es el material más costoso de los tres. No necesita ningún tipo de mantenimiento y los objetos guardados siempre se mantendrán en perfecto estado.

Sea cual sea el material que escojamos, debemos fijarnos que el mueble que compremos tenga una mínima ventilación. Sin ventilación se puede llegar producir condensación en el interior.

Y tú, ¿necesitas asesoriamiento? Para cualquier consulta sobre almacenamiento en el exterior, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este link:

Contacto