Skip to main content

Una parte del exterior que vale la pena plantear con detalle y a conciencia es el del tipo de vallado que escogemos como separación de nuestra vivienda, ya sea en una terraza o en un jardín.

Esta separación puede ser distinta, en función de si queremos construirla para tener mayor privacidad respecto al resto de viviendas colindantes, o si como con la calle.

Tal y como veremos a continuación, existen diferentes opciones en función del material por el que optemos, y dentro de cada tipo de material, tendremos diferentes posibilidades de configuración del vallado para adaptarlo a nuestras necesidades y preferencias.

Materiales para un vallado exterior

Existen diferentes alternativas a la hora de escoger el material para un vallado de exterior. En este post titulado “Tipos de vallado para la terraza o el jardín” explicábamos en detalle estas alternativas.

Las tres grandes categorías en función del tipo de material son los vallados de materiales naturales, los vallados constituidos con vegetación natural, o los vallados de materiales sintéticos.

La elección del material es un factor muy importante, dado que en función de este dependerán múltiples factores, tales como la durabilidad, el mantenimiento, el precio, y también el hecho de tener mayores o menores posibilidades de configuración del vallado.

¿Qué altura debe tener el vallado?

La altura del vallado determinará diversos factores importantes a tener en cuenta. En primer lugar, dependiendo del tipo de exterior y la situación de la vivienda, los usuarios tendemos a pensar en altos vallados, con el fin de ganar la máxima privacidad posible respecto al exterior.

Sin embargo, debemos tener cuidado con las alturas de las zonas exteriores de nuestras viviendas que limitan con otros vecinos o con la calle, dado que las regulaciones de muchos ayuntamientos incluyen limitaciones específicas relativas a la altura o a los materiales utilizados para construir los vallados o muros.

Además de la privacidad, también deberíamos tener en cuenta dos aspectos más que hacen referencia a la altura del vallado:

  • La pérdida o no de luz solar por el hecho de construir un tipo de vallado u otro.
  • La influencia del viento en el vallado. En función del tipo de material que utilicemos, deberemos vigilar la altura del vallado. Si el vallado tiene una altitud considerable, deberíamos escoger un material que permita una ligera transferencia del aire.

Otro aspecto a tener en cuenta: La separación entre lamas

En caso de escoger un tipo de vallado de madera, formado por diferentes lamas en disposición horizontal, es importante tener en cuenta la distancia de separación entre cada una de estas lamas.

Este factor influye significativamente en el vallado. En primer lugar, la separación entre una lama y la otra determinará el nivel de privacidad que dispondremos en el exterior.

Por otro lado, la separación de las lamas también permite la circulación del aire entre ellas, lo que a su vez repercute en un menor movimiento del material. Hay que tener en cuenta que la madera se contrae y se dilata en función de la época del año.

——

Esperamos que esta información acerca de los vallados os haya sido de utilidad.

Magnolia Exterior es una empresa dedicada al diseño y ejecución de obras en terrazas y jardines. Si necesitas asesoramiento, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario:

Contacto