Skip to main content

A lo largo de este artículo se explican las diferentes formas de vallado que existen para la terraza o el jardín, específicamente en todo lo referente al vallado de ocultación.

Una valla de ocultación es todo aquel vallado de exterior que se utiliza para la ganancia de privacidad y no únicamente como delimitación del espacio o por razones de seguridad. Es decir, esta valla de ocultación nos servirá también para proteger visualmente la terraza o el jardín del resto de vecinos o del exterior de la calle.

Para conseguir este objetivo, podemos clasificar las alternativas en función de si utilizaremos un vallado natural o un vallado artificial.

Vallados de materiales naturales

Existen diversas alternativas naturales que podemos utilizar como vallado en el exterior. Las principales son la madera natural, la vegetación natural y otros elementos naturales tales como cañizo, mimbre o brezo.

  • Madera natural

La colocación de lamas de madera natural en forma de vallado es una alternativa recurrente en el exterior. Como todo tipo de madera natural, ya sea en vallado pero también en tarima, requiere que hagamos un mantenimiento periódico.

Las lamas de madera pueden colocarse tanto vertical como horizontalmente y es conveniente regular el espacio entre ellas para determinar el nivel de privacidad. Por otro lado, se recomienda que haya un mínimo de espacio entre estas lamas que permita el paso de aire para evitar problemas de la estructura de las lamas con el viento.

Jardín con vallado de madera y postes metálicos (lateral derecho de la imagen)

Vegetación natural

En el post ¿Cómo ganar privacidad utilizando plantas de exterior? Explicábamos específicamente cómo conseguir privacidad utilizando plantas.

La opción más popular es la de plantar diferentes arbustos para llegar a formar un seto. Su frondosidad nos permitirá crear un buen muro para obtener privacidad, y a la vez le daremos un toque mucho más natural a nuestro exterior.

Por otro lado, si ya tenemos una reja sin ningún tipo de ocultación, podemos recurrir a la utilización de plantas trepadoras para conseguir este objetivo. Es la opción vegetal que tarda más tiempo. A medida que la planta vaya creciendo, podremos guiarla para que oculte las zonas específicas que estamos más interesados en ocultar. En función de la planta trepadora y su frondosidad, conseguiremos una mayor o menor privacidad.

  • Elementos naturales

El cañizo, el mimbre y el brezo son elementos naturales con los que podemos conseguir privacidad, pero necesitaremos un vallado previo como punto de apoyo, generalmente en forma de postes o reja, que los soporte.

Este tipo de material es la alternativa más económica, pero también la de menor durabilidad. Los cambios de temperatura, la exposición al sol y, en definitiva, todos los factores climatológicos, afectan a la vida útil de este tipo de elementos naturales.

Jardín con arbustos alrededor que hacen de vallado

Vallados de materiales sintéticos

La principal ventaja de los materiales sintéticos es que no se les tiene que realizar ningún tipo de mantenimiento. Las principales alternativas son:

  • Madera sintética

La madera sintética ofrece las mismas características que la madera natural. La única diferencia entre ambas es que la opción sintética no requiere ningún tipo de mantenimiento, por lo que es la opción idónea para aquellos que no quieran preocuparse.

  • Elementos metálicos

Una de las opciones no naturales es la de recurrir a elementos metálicos, ya sea aluminio, hierro o acero, para la construcción del vallado. Estos materiales metálicos son más versátiles que el resto, debido a que se pueden utilizar con multitud de opciones, como valla, celosías, en forma de lamas, etc. También es una de las opciones más duraderas y resistentes que podemos encontrar.

  • Cristal

El cristal también nos puede ayudar como vallado para el exterior. Podemos colocar un cristal transparente o un cristal translúcido, aunque para que nos sirva como valla de ocultación deberemos utilizar el translúcido. Esta alternativa es especialmente interesante en terrazas con poco espacio, dado que además de obtener privacidad, deja entrar luz exterior a la estancia.

  • Elementos sintéticos

Existen diferentes tipos de elementos sintéticos que nos podrían ayudar a conseguir cierto nivel de privacidad, las celosías u otros tipos de elementos en su versión sintética como el cañizo, el mimbre y el brezo son algunas de las opciones. El principal beneficio es su menor grado de deterioro con el paso del tiempo que las alternativas naturales.

Como ves, hay muchas opciones distintas para el vallado de nuestra terraza o jardín y todas tienen sus particularidades. Si necesitas asesoramiento ponte en contacto con nosotros a través del siguiente enlace.

Contacto