Skip to main content

En este artículo hablamos sobre cómo escoger la iluminación exterior y las alternativas que tenemos en función del uso que le vayamos a dar. Ya que no es lo mismo iluminar una zona para comer que una zona de relax o una zona decorativa.

Seguramente todos hayáis visitado una terraza o jardín que, a pesar de estar ordenado, os ha hecho sentir algo incómodos con el tipo de luz, tanto por ser demasiado suave y no ver la cara a las demás personas como por ser demasiado potente y llegar a tener dolor de cabeza.

A grandes rasgos, la iluminación en exterior se puede dividir en dos grandes bloques, iluminación directa e iluminación indirecta.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para conseguir una buena iluminación?

A la hora de escoger el tipo de luz para nuestro exterior, primero nos deberemos preguntar lo siguiente:

  1. ¿Qué zona es la que queremos iluminar? ¿Se trata de una zona de relax, de una zona para comer o es simplemente decoración?
  2. ¿Qué tipo de luz queremos? ¿Iluminación directa sobre un espacio concreto, o iluminación indirecta destinada a ambientar una zona?
  3. ¿Queremos iluminación permanente o iluminación portátil de quita y pon?

Para saber cómo escoger la iluminación exterior, es esencial conocer las particularidades de las diferentes opciones disponibles. Las principales características de cada tipo de iluminación son:

Iluminación directa

  • Iluminación de una zona concreta del exterior con el objetivo de potenciar la visión. Puede ser una zona destinada a comer o realizar cualquier otro tipo de actividad, pero también puede tratarse de una proyección directa sobre un elemento decorativo de nuestro exterior que queramos destacar.
  • La intensidad sobre la zona de proyección es potente.
  • Comunmente se utilizan focos proyectores, lámparas de techo o apliques de pared.

Iluminación indirecta

  • Principalmente destinada a la creación de zonas ambientales.
  • La visibilidad no suele ser clara, dado que no enfocan directamente a la zona.
  • Algunos ejemplos típicos de utilización de iluminación indirecta son, por ejemplo, la señalización de caminos en jardines o luces de detalle en pared o suelo.
  • Los elementos más utilizados son los apliques o luces empotrables.

¿Te has quedado con dudas? Para cualquier consulta sobre cómo escoger la iluminación exterior, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este link:

Contacto