Skip to main content

Una de las preocupaciones de nuestros clientes a la hora de elaborar el diseño del exterior de su vivienda es la obtención de un mayor grado de privacidad con respecto al resto de vecinos o a calles contiguas. Es algo común, nos gusta disfrutar de nuestro exterior sin sentirnos observados por terceras personas.

Para conseguir esta privacidad deseada existen diferentes alternativas y en función de los gustos de cada persona elegiremos una opción u otra. Se pueden colocar vallas de madera, rejas o plantas, entre otras alternativas. En este artículo os vamos a introducir la utilización de plantas como elemento de protección visual de nuestro espacio exterior.

Impacto visual

Uno de los puntos importantes que cabe tener en cuenta a la hora de introducir un elemento u otro como protección visual es el impacto visual que este vaya a tener sobre el conjunto del exterior. En este sentido, el hecho de decantarnos por utilizar plantas como elemento protector es menos “impactante” que hacerlo con otros elementos como maderas, hormigón, etc. Además, una buena elección de las plantas siempre sumará atractivo a nuestro espacio exterior como elemento decorativo.

Otro de los aspectos que también influirá significativamente sobre el impacto visual es la magnitud de la parte que tengamos que tapar. Para grandes zonas o espacios alargados donde la solución que escojamos tenga mucho protagonismo, idealmente elegiremos una alternativa verde y natural en lugar de materiales “fuertes”.

Jardín vs terraza

El tipo de planta que podremos colocar como valla visual dependerá de si disponemos de un jardín o de una terraza. En un jardín, en el que contamos con una superficie de tierra en la que podemos plantar directamente, siempre nos será más fácil colocar plantas de cierto tamaño y frondosidad.

En cambio, la terraza nos limita las alternativas a plantas que colocaremos en jardineras y que por tanto siempre serán algo más pequeñas.

Plantas más habituales

  • Bambú: es ligero y crece directamente en vertical. Las cañas y hojas ayudan a lograr una buena privacidad.
  • Ciprés: necesita espacio para las raíces para que crezca grande y frondoso, por lo que lo colocaremos siempre en un jardín. Se colocan uno al lado del otro con la separación idónea y cuando crecen forman un muro.
  • Eugenia: arbusto decorativo que crece bien tanto en terraza como en jardín.
  • Viburnum: similar a la Eugenia, arbusto ornamental de follaje denso.

Si hay pared o verja; podemos incluir plantas trepadoras como:

  • Jazmín: puede crecer con macetas de menores dimensiones.
  • Buganvilla: es necesario colocarla en una maceta relativamente grande y no necesita mucho mantenimiento. En este post de Instagram te explicamos esta planta con un poco más de detalle:

Y tú, ¿quieres conseguir privacidad en el exterior y necesitas asesoramiento? Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este link:

Contacto