Skip to main content

Si tu jardín o terraza te permite poder instalar una piscina y te estás planteando el cumplir el sueño de muchos, a continuación te introducimos los principales tipos de piscinas para nuestro jardín. Las principales diferencias residen en los materiales con los que están fabricadas y en el grado de obra que deberemos realizar para adaptar nuestro exterior.

Antes de empezar cualquier obra, es importante tener en cuenta que los Ayuntamientos regulan la construcción y uso de piscinas privadas en sus normativas locales. Por tanto, en función del tipo de piscina que vayamos a instalar en el exterior, es recomendable solicitar información en el Ayuntamiento de la localidad previamente al inicio de cualquier tipo de obra. En algunas ocasiones deberemos solicitar un permiso de construcción.

Una vez hayamos resuelto todos los temas burocráticos, deberemos plantearnos el tipo de piscina que deseamos para nuestro exterior y el lugar del jardín o terraza en el que decidamos colocarla.

En función del tipo de construcción, se pueden clasificar las piscinas en tres grandes grupos:

Piscinas de obra

La piscina de obra de hormigón es la más tradicional y utilizada de todas. Es únicamente válida para espacios exteriores espaciosos y con un terreno con posibilidad de excavación. Por otro lado, la principal ventaja de este tipo de construcción es la durabilidad y resistencia que tiene con el paso del tiempo.

Piscinas prefabricadas

Las piscinas prefabricadas son otra de las opciones a considerar a la hora de escoger entre los diferentes tipos de piscinas para nuestro espacio exterior. En comparación a las piscinas de obra, las prefabricadas son más fáciles de instalar y tienen un coste menor, pero no son tan atractivas a nivel visual como las de obra. Además, ante cualquier problema importante en la piscina, en una de obra podremos reparar o cambiar la zona afectada, mientras que en una prefabricada probablemente deberemos cambiar la piscina entera.

Piscinas desmontables

Es la alternativa más fácil de instalación y más asequible económicamente. Generalmente instalaremos este tipo de piscinas en espacios exteriores de tamaño reducido. Y sobre todo, deberemos tener en cuenta la carga máxima soportada de la zona a dónde decidamos instalar la piscina.

Y tú, ¿ya te has decidido a instalar una piscina en tu casa? Para cualquier consulta sobre piscinas, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este link:

Contacto