Skip to main content

La piscina prefabricada es una de las alternativas que tenemos a nuestra disposición para colocar en nuestro exterior y que ya introducíamos en este post titulado Piscina de obra o piscina prefabricada ¿Cuál elegir?. Tal y como explicábamos en el post, a la hora de escoger el tipo de piscina para nuestro exterior, estaremos decidiendo entre colocar una piscina de obra o una piscina prefabricada.

La particularidad principal de la piscina prefabricada es que se fabrica con unos tamaños y formas predeterminados por cada fabricante, y que por tanto deberemos amoldarnos a estas opciones más limitadas. Normalmente las formas y tamaños disponibles son los más comunes y suelen cubrir las necesidades en los casos en los que el tamaño de la piscina no sea muy grande o en casos en que tengamos limitaciones del terreno.

También existe algún fabricante que particularmente fabrica este tipo de piscinas a medida, pero esto hace encarecer el precio significativamente.

Materiales de una piscina prefabricada

En general, existen varios tipos de piscinas prefabricadas comúnmente instalados en la gran mayoría de casos. Pero también existen soluciones particulares que utilizan materiales específicos. A nivel general, los dos principales tipos de piscina prefabricada están fabricados con los siguientes materiales:

  • Piscina prefabricada de fibra de vidrio y poliéster.
  • Piscina prefabricada de acero.

Opciones de instalación de una piscina prefabricada

Uno de los puntos interesantes que ofrecen las piscinas prefabricadas es la opción de escoger el tipo de instalación, dado que podemos decantarnos por colocarla de una forma enterrada o de una forma elevada.

Piscina enterrada

Colocar la piscina de forma enterrada es la elección más común y la que todos conocemos, dado que la piscina queda a nivel del suelo y no sobresale. Por tanto, deberemos realizar movimientos de excavación para encajar correctamente la forma de la piscina en nuestro terreno exterior.

Piscina elevada

Por otro lado, también existe la opción de colocar la piscina de forma elevada. Es decir, sin tener que realizar ningún tipo de excavación del terreno. La piscina se coloca encima del terreno exterior sin tener que realizar excavación. Esta opción de colocar la piscina elevada es interesante en aquellos casos en los que dispongamos de una terraza con resistencia suficiente para este tipo de piscinas.

Existen múltiples opciones para forrar el recubrimiento de todo el perímetro de la piscina. Algunos de los acabados más utilizados son la madera o la creación de una estructura de obra y porcelánico.

Ventajas e inconvenientes de una piscina prefabricada

Cada tipo de piscina prefabricada tiene sus ventajas y sus inconvenientes particulares propias del tipo de material con la que están fabricados. Pero más allá de estas particularidades, las principales ventajas e inconvenientes de la piscina prefabricada en general, son:

Ventajas
  • Ligereza: La piscina fabricada en fibra de vidrio es significativamente más ligera que cualquier otro tipo de piscina, por lo que abre el abanico de posibilidades en cuanto a instalación en áticos y terrazas que soporten la carga. En este caso, prácticamente la totalidad de la carga vendría dada por el agua de la piscina, y la estructura aportaría poco peso.
  • Material: el hecho de estar fabricada en fibra de vidrio o acero nos evita problemas de grietas y desprendimientos del material provocados por el paso de los años. Este tipo de problemas se suelen tener en las piscinas de obra, cuando el gresite o el porcelánico se despegan o se rompen.
  • Tiempo de obra: el tiempo necesario para instalar una piscina prefabricada puede llegar a ser la mitad del tiempo que necesitaríamos para instalar una piscina de obra enterrada. La media de tiempo necesario para llevar a cabo la instalación de una piscina prefabricada es de aproximadamente 5 a 7 días, pero todo dependerá de diversos factores como el estado del terreno, la facilidad de conexiones eléctricas y de agua, etc.
  • Normativa: la normativa sobre piscinas de algunos ayuntamientos contempla limitaciones sobre la colocación de las piscinas. Un ejemplo de normativa son los metros de separación de una piscina de obra con el muro del vecino o con la calle para prevenir problemas con la presión del agua. En el caso de las piscinas prefabricadas, estas permiten un mayor acercamiento al perímetro debido a que el propio material de la piscina ya genera la contención necesaria. Y, por tanto, se puede aprovechar mejor el espacio.
  • Generalmente tienen un coste menor que una piscina de obra.
Inconvenientes
  • Forma de la piscina: Las formas y tamaños de la piscina están limitadas a las ofertadas por los fabricantes. Existen algunas empresas que se dedican a producir piscinas prefabricadas a medida, pero son pocas.
  • Instalación: En función del tamaño normalmente necesitaremos una grúa para realizar la descarga de la piscina prefabricada, por lo que deberemos tener en cuenta este punto a la hora de descargarla, aunque habitualmente no es un problema.

Y tú, ¿tienes preguntas acerca de las piscinas prefabricadas?¿Estas dudando entre piscina de obra o piscina prefabricada? Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este link:

Contacto