Skip to main content

Existen multitud de factores a tener en cuenta a la hora de escoger el tipo de tarima a instalar en el jardín o terraza, ya sea una tarima de madera natural o una tarima de madera sintética o tecnológica. En este post te explicábamos las principales características de cada una. Algunos de los factores que analizaremos a la hora de escoger entre una u otra son el color, la textura, o incluso el precio. Pero también es muy importante saber de antemano el tipo de mantenimiento y cuidados para la tarima que necesitaremos realizar y su recurrencia.

El hecho de realizar un buen mantenimiento determinará los años que nuestra tarima tendrá un aspecto y colores atractivos. De otro modo, si no realizamos de forma correcta, principalmente para la tarima de madera natural, veremos reducidas las propiedades del material a lo largo del tiempo.

Mantenimiento de la tarima de madera natural

Cuando se decide instalar una tarima de madera natural y queremos que mantenga las mismas propiedades durante años, es importante tener en cuenta que requerirá de un mantenimiento continuo. El nivel de mantenimiento irá en función del tipo de madera y de la exposición e incidencia del sol en la zona en que vivamos.

El mantenimiento general consiste en el lijado de la madera y la posterior aplicación de aceite o lasur. El hecho de lijar la madera permite la obertura de sus poros, facilitando con ello la absorción de estos productos.

En cuanto a la aplicación del aceite o el lasur, ambos son productos válidos para el mantenimiento de la tarima, dado que tanto uno como el otro proporciona brillo e hidratación a la madera. La única diferencia entre ambos es que el lasur también añade protección solar. Sea el que sea el que utilicemos, siempre es recomendable aplicar dos capas.

En este sentido, una opción adicional muy interesante es la de aplicar un aceite o lasur con pigmentos añadidos. Además de la protección del producto en sí, los pigmentos proporcionan un toque de color que nos ayudarán a mantener el color natural de la madera.

Mantenimiento de la madera tecnológica

El gran beneficio de todo tipo de madera tecnológica o sintética es que no necesita mantenimiento, simplemente utilizaremos agua o agua con jabón PH neutro para su limpieza.

A nivel de mantenimiento y cuidados para la tarima, es importante diferenciar entre los dos principales tipos de maderas tecnológicas existentes, que son la tarima sintética encapsulada y la tarima sintética alveolar.

La tarima sintética alveolar está desapareciendo progresivamente del mercado, pero todavía se puede encontrar. Al igual que la tarima encapsulada, no necesita ningún tipo de mantenimiento, pero la diferencia principal es que este tipo de material absorbe las manchas y no permite quitarlas. Por lo que ante cualquier vertido importante, se debe cambiar por completo la tarima.

Y tú, ¿tienes dudas sobre que tarima escoger? Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario:

Contacto