Skip to main content

Continuamos con la serie de artículos relacionados con el exterior de nuestra vivienda durante la época de invierno. En los anteriores artículos hemos introducido los cerramientos en el exterior, que son siempre una buena alternativa para mejorar el aprovechamiento de una zona concreta de la terraza o el jardín; y los tipos de calefacción para una zona exterior que podemos encontrar en el mercado.

En este caso, hemos querido englobar en un artículo todas esas acciones que podemos llevar a cabo o que debemos tener en cuenta en nuestra terraza o jardín para tenerlo todo preparado para esta época fría del año.

Cambiar el riego

Cada estación del año implica planificar una nueva pauta de riego para cada planta. En época de verano, el clima es más seco y las plantas necesitan más cantidad de agua. Sin embargo, durante los meses de invierno, dada la mayor humedad y mayor frecuencia de lluvias, no es necesario regar tan asiduamente.

Esta es una regla general que sirve tanto para las plantas como para el césped natural del jardín. Pero para configurar la pauta de riego, además de saber la necesidad de agua en función del tipo de planta, es necesario considerar otras variables que también influyen, como el clima de la zona donde esté ubicado o si está en una zona de sombra o sol. Siempre es recomendable consultar estas pautas de riego con un especialista.

Habilitar una zona de comedor de invierno

En línea con lo que se comentaba en el post sobre cerramientos en el exterior. El invierno puede ser una buena época del año para replantear ciertos cambios en nuestra terraza o jardín. Uno de ellos puede estar relacionado con el mejor aprovechamiento de una zona concreta en la que podamos disfrutar durante un mayor número de meses a lo largo del año.

Podemos conseguir este efecto cerrando un porche o pérgola de cubierta fija con cortinas de cristal perimetralmente o correderas, creando así un nuevo cerramiento. Esto nos permitiría que la temperatura del interior se mantenga. Adicionalmente, tal y como mencionamos en uno de los puntos descritos a continuación, también podemos añadir calefacción en el interior, con la que podríamos aumentar la temperatura en caso de bajas temperaturas y nos permitiría disfrutar de esa zona durante todo el invierno, sin importar el frío del exterior.

Plantas en invierno

Si queremos llevar a cabo cualquier plantación durante la época de invierno, deberemos tener en cuenta los tipos de plantas que soportan bien el frío y las que no. Es un dato importante a tener en cuenta, de ello dependerá el sufrimiento o no de la planta durante el proceso de plantación.

En relación a las plantas que ya tengamos en nuestro jardín o terraza, se recomienda realizar una poda durante la época invernal, para que así vuelvan a brotar con más fuerza en primavera.

También es importante tener en cuenta que las plantas cambian su aspecto durante cada época del año, y en invierno el cambio suele ser a plantas con menos hojas y tallos con aspecto de sequedad. Estos cambios no significan que las plantas se estén muriendo, simplemente en invierno cambian y tienen ese aspecto y cuando se va acercando la primavera empiezan a brotar y florecer.

Se recomienda tapar con una tela transpirable a los árboles o plantas que estén situados en lugares muy fríos, y así protegerlos lo máximo posible de las heladas.

Calefacción en el exterior

Si somos de esas personas que les gusta organizar barbacoas con amigos o familia, estos eventos suelen interrumpirse durante las épocas de otoño e invierno, o se realizan con una menor asiduidad que en verano y primavera.

Un aspecto incomodo es el hecho de sentir frío mientras estás en una comida o cena al aire libre con familia o amigos. En este sentido, es importante elegir correctamente los elementos que nos permiten calentar el espacio y hacer del exterior un lugar más confortable.

Tenemos varias opciones en el mercado para calentar en el exterior. Principalmente se pueden dividir entre las que nos permiten una regulación o no de la intensidad del calor que queramos obtener, y dentro de cada uno de estos grupos, de la fuente que utilizan para proveer ese calor, ya sea gas, electricidad o leña. En el post acerca de la calefacción en el exterior explicamos en más detalle cada categoría.

Cuidado del césped natural en invierno

Si disponemos de césped natural en el jardín de nuestra vivienda, debemos tener en cuenta diversos aspectos a considerar durante los meses de invierno. Es importante no olvidar el cuidado del césped en invierno, dado que de ello dependerá el como lo tengamos durante la época de primavera.

Las principales acciones que deberemos evitar, o se recomienda realizar en el césped durante el invierno son:

  • No realizar labores de segado ni pisar el césped los días que haya heladas.
  • Aumentar la altura de corte del césped unos centímetros para lograr una mayor resistencia.
  • Limpieza del césped: seguir realizando las tareas de limpieza y quitar frecuentemente las hojas y otros elementos que hayan podido caer sobre el césped. Es importante que el césped reciba la máxima luz solar posible.

En resumen, existen diversas acciones que podemos realizar para preparar nuestra terraza o jardín para la época de invierno. En Magnolia Exterior nos dedicamos a diseñar, planificar y ejecutar todo tipo de obras en terrazas y jardines. Si tienes dudas y necesitas nuestra ayuda, ponte en contacto con nosotros a través del siguiente link:

Contacto